¿De qué hablamos cuando decimos UX?: Las reflexiones

izaskunsaez diseño, opinión, reflexiones, User Experience, UX Academy, Workflow 0 Comments

Vaaale, que siiii…. que este evento de UX Academy pasó el 2 de diciembre y escribo ahora sobre él. No olvides que lo bueno se hace esperar.

Obviando temas de fechas y tal… hablar de definir la profesión del UX Designer siempre es interesante y, no nos engañemos, complicado. Si juntas a un montón de profesionales y estudiantes de la materia, raro será que se llegue a un acuerdo de cómo definir el término y de lo que conlleva exactamente dedicarse a ello. Un poco eso es lo que pasó el 2 de Diciembre en el Disseny Hub Barcelona.

En la charla-debate impartida por Eduardo Huerta (@huerta_edu) se tocaron conceptos que, bajo mi punto de vista, son cruciales para entender la situación actual del diseño (casi) en general. A partir de aquí habrá mucha carga de opinión personal, así que si no estás de acuerdo en algo, échame los perros a mi ;).

La comoditización

Cuando hablamos de este palabro tan raruno, hablamos de algo que no es nuevo, esto es: la depreciación de la profesión. Los que nos dedicamos al diseño de una forma u otra desde hace años, hemos visto una evolución en la profesión que puede tener muchas valoraciones. Creo que el hecho de que actualmente exista un sinfín de canales de aprendizaje y experimentación ha derivado en el surgimiento de un perfil de diseñador un tanto difuso. Con perfíl difuso me estoy refiriendo a aquellos que se autodenominan diseñadores porque, por ejemplo, saben utilizar un software de diseño.

Pero este declive de la profesión tiene otro culpable: las empresas y clientes. El desconocimiento de lo que es un diseñador y de la disciplina del diseño es tal, que cuando se abre un proceso de recruiting es realmente doloroso ver que las competencias solicitadas para un rol de UX designer son sobre todo de manejo de software de diseño, olvidando completamente los conocimientos de procesos y yendo directos a una consecución de objetivos totalmente deficientes.

Los unicornios

No existen. Vamos a ser serios. Vamos a dejar de endiosar perfiles y personas, por el bien de todos. Vamos a dejar de buscar perfiles de fantasía que no sólo no existen sino que provocan de nuevo la comoditización. Ser un Unicornio es sinónimo de excelencia, y si alguien se considera excelente, eso quiere decir que no tiene margen de mejora.

Por otro lado volvemos de nuevo al problema de desconocimiento por parte del tejido empresarial. Cada vez que veo una oferta de trabajo en la que piden un Unicornio que sepa de UX, que diseñe UI, que programe y que haga el pino puente, algo muere dentro de la profesión.

Personalmente creo que la humildad es algo que escasea por estos lares, y que reconocer el desconocimiento de algún aspecto de tu profesión parece colocarte un escalón más abajo. Hemos aprendido a decir un montón de siglas y a ocultar nuestras carencias. A mí nunca me ha costado decir que no sé hacer algo y seguiré haciéndolo porque me ayuda a estar tranquila. Fingir debe de ser muy cansado, la verdad.

La innovación

Aquí una gran carcajada interna se apodera de mí. Por supuesto que la innovación es esencial, pero el día a día está repleto de timings y sprints imposibles que frustran al más experimentado. La innovación exige tiempo y dedicación. Yo quiero poder ofrecer mejores estrategias, mejores productos, mejores experiencias, y aún faltando ese tiempo, a veces lo encuentro y sonrío de verdad.

Customer Experience – Design thinking

Usuarios. Ellos son los que tienen las riendas de la Experiencia de Usuario. Las personas como tú y como yo. Yo soy una usuaria, soy una persona que se alegra cuando algo funciona bien y que se cabrea cuando funciona mal. Soy consumidora y como tal, soy impulsora de marcas y también disuasoria de las mismas. Interiorizar estas experiencias negativas y positivas me ayuda en mi día día a visualizar una estrategia de Experiencia de Usuario, tanto de forma online como de forma offline. Hace tiempo que las emociones son el eje central donde debe girar el UX y si no lo ves así, mal andamos.

Co-design

Deberíamos hablar de diseñar CON el usuario y no PARA el usuario. Incluir dentro del proceso al ejecutor final no solo es una gran idea, sino que a nivel más formal generaría mejores productos y por lo tanto más beneficios a ambas partes, vamos, el win-win de toda la vida. Me encantaría diseñar siguiendo un proceso de este tipo y no como actualmente hago, es decir, como el 95% de los diseñadores hacen: toma un brief, esto es lo que quieren, hazlo.

Lean UX

Una metodología que debería ser obligatoria. Que se intenta, pero en muchas ocasiones nos la saltamos por cuestiones de tiempo. Y lo peor de todo es que lo sabemos. Si trabajásemos para mejorar de manera progresiva, rápida y eficiente la oferta de valor para los usuarios, todo nos iría mucho mejor. Aquí nos encontramos con esa enterna lucha de lo que pide el mercado y lo que deberíamos ofrecer de forma honesta.

Os dejo esta infografía bastante clara que he encontrado en UX Matters, para los que no sepáis de qué os estoy hablando. Os recomiendo también leer el post.

Cheap-vs-Lean_fig

Un buen libro para aprender sobre Lean UX.

También me gusta mucho este tablón, que puede ayudarte(me) en algunas ocasiones donde de nuevo el tiempo sea nuestra mayor amenaza: Business-model-canvas-template.jpg. Otro canvas más enfocado al UX lo encontrarás en scopecanvas.com


Como ves, son muchas las aristas a tener en cuenta si te pones a hablar del tema UX design. Aquí solo hay unas pocas, pero para mí, la conclusión final es que hay una necesidad de cambio hacia una metodología que nos deje tiempo para pensar. Creo que el ideal consiste en alejarnos, en la medida de lo posible, aunque siendo realistas y manteniendo siempre los pies en la tierra, del halo de producción que tiene el diseño. Ofrecer experiencias excepcionales requiere inversión de tiempo, el tiempo es dinero… y ahí, está quid de la cuestión. ¿Cómo resolvemos esto en un clima empresarial que se rige por presupuestos bajos y timings infernales? ¿Cómo debemos transmitir y educar a los clientes para que sean conscientes de la importancia de adoptar estrategias de trabajo adecuadas? bufff… estas son cuestiones que seguiremos desgranando en el 2016.

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *