Reflexiones tras mi primer Hackathon

izaskunsaez Consejo, ideas 3 Comments

Este sábado 16 se celebró en la Universidad de Deusto el primer Hackathon para el sector legal y yo formé parte de un equipo como diseñadora. Nunca había participado en algo así, hacía mucho tiempo que no me presentaba a un concurso y menos de este tipo; y la verdad es que ha sido una experiencia que puedo resumir en:

badface

Lo malo:

Poca preparación previa

Si, ya sé, que los puristas de este tipo de eventos-concursos direis: -“Perdona, es que la filosofía de un hackathon es ir en blanco y ¡a ver que pasa!”-; y estoy absolutamente de acuerdo. Yo simplemente me apunté a última hora y creo que no me pilló en mi momento más inspirado.

Intensidad

Como freelance, estoy acostumbrada a trabajar bajo presión en mi día a día, , tengo que ser capaz de desarrollar varios proyectos a la vez para que el mes salga en positivo. El hackathon de ayer, me recordó a cuando trabajaba en agencia y tenías al jefe en el cogote. Mucha presión, mucho cansancio (y mucho frío).

No saber cuándo es suficiente

Si volviera a presentarme hoy, estoy segura de que me centraría en hacer pocas cosas pero de mucha calidad visual. Creo que cometimos el error de no saber decir “hasta aquí” en el planteamiento de la web que presentamos, sobre todo a nivel visual. Sin ninguna duda, planteamos un exceso de pantallas para los 7 minutos que teníamos para presentar el proyecto y realmente creo que nos fuimos por las ramas a nivel de prototipado y diseño. Llevo dándole vueltas desde ayer a este punto concreto porque confío en cómo diseño y en lo que soy capaz de hacer en muy poco tiempo, y sin embargo no me siento en absoluto satisfecha con el resultado presentado.

No atender a las necesidades reales del hackathon

Creo que nos emocionamos con una idea muy interesante (como para continuarla, vamos.) pero que realmente no encajaba en este concurso. Nuestra idea de plataforma social con un toque de humor “Corruptómetro” estaba muy alejada de las necesidades o carencias a cubrir del mundo legal. No hay más vuelta que darle. Bajo mi punto de vista, es así.

Los nervios

Qué os voy a contar sobre esto… los nervios juegan malas pasadas, a mi me pasó ayer. Agoté muchos minutos de la presentación (lo siento, equipo) tratando de vender algo en lo que no las tenía todas conmigo al 100%, y sobre todo, no hablé de diseño y esto, si que es de delito siendo diseñadora.

 

goodface

Lo bueno:

El buen humor de mi equipo

Me lo pasé genial, tenía un equipo (Gracias Karen, Amaia y Jon) donde el buen humor estaba presente. Nunca olvidaré los momentos Zen con los sonidos ambiente que ponía Jon (el del crepitar del fuego para el frío que hacía estaba muy bien XD). Todo el equipo estuvo genial, pero mentiría si no dijera que el optimismo de nuestro developer fue de lo mejorcito del día.

Mil gracias a:

El developer: Jon Torrado que es un auténtico crack y con el que he aprendido mucho en las 9 o 10 (ya no se cuantas horas) de ayer.

La de marketing: Amaia García, que se empapó de toda la terminología legal que pudo cual esponja, lo dió todo.

La abogada: Karen Sanchez, que se esforzó a tope para meterse en el mundo del derecho penal no siendo su campo de especialización.

Salir de casa

Trabajo desde casa con developers, marketinianas y todo tipo de fauna 2.0 (perdonadme por el ranciofact del 2.0) pero casi siempre lo hago a distancia a través de Skype o Hangout. Esta circunstancia, va provocando que cada vez me cueste más meterme en “saraos” y mezclarme con gente nueva. Para mí, ha sido todo un acierto el apuntarme a este hackathon, sobre todo por la ganancia personal.

Conocer a gente

Aunque no nos levantamos mucho de la mesa y todos estábamos bastante ensimismados con nuestras tareas, conocí a gente super maja como a Jesús Acebedo, el abogado del equipo ganador del Premio al diseño; Tucho, otro abogado y miembro de la organización o a la abogada Maitane Valdecantos, que aunque ya nos seguíamos por las redes no habíamos coincidido nunca físicamente (¿Os he dicho que no salgo mucho de casa? XD).

Ponerme a prueba

Sábado, después de una semana matadora, apuntada a última hora, sin tener ni idea de por dónde me daba el aire… ¡joder! yo me aplaudo a mi misma. Salir de mi zona de confort yendo a un sitio y a un tipo de concurso que nunca me había presentado y sacar fuerza física (pu** espalda) y mental para ello. ¿Que no hice un trabajo super chulo? Eso es innegable. ¿Dí respuesta a las necesidades concretas de mi equipo en tiempo y forma? Sin duda, un rotundo sí.

¿Cuando es el próximo Hackathon?

Pues eso, que he aprendido la lección y ahora tengo ganas de resarcirme ¿siguiente Hackathon?

Comments 3

  1. Hola Izaskun.
    El pasado sábado estuve un “minirato” con vuestro grupo intentando aclarar cuestiones procesales. He leído tu comentario, y sin lugar a duda me quedo con la parte positiva. Si bien es cierto que trabajar contrareloj es complicado, más aún en equipo, creo que la experiencia para futuro es clave. Estoy seguro que ya estas trabajando mentalmente en futuras ideas.
    Por desgracia me tuve que ausentar y no pude estar en las presentaciones, por lo que no te puedo ayudar con mi opinión.
    De todos modos estoy a tu disposición para cualquier idea que creas puedas desarrollar, del mismo modo que cuento contigo para las que rondan en mi cabeza.
    Sin duda os debo dar la enhorabuena.

    1. Post
      Author

      Hola Eduardo; gracias el feedback que aportas;Estoy de acuerdo contigo en que hay que quedarse con lo positivo, aunque esto sea un resultado directo de la reflexión sobre los aspectos negativos. Me parecía indispensable hacer autocrítica y la verdad es que escribir este post me ha ayudado enormemente a ordenar las cosas en mi cabeza y a plantearme cambios inlcuso para mi trabajo diario.
      Era la 1ª vez que hacía algo para el campo legal y no sabes lo bien que me viene haber conocido a gente relacionado con el mundo de la abogacía. Ya te tengo fichado a partir de ahora, así que, ¡quién sabe!
      Gracias 🙂

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *