Pensando en accesibilidad web

izaskunsaez accesibilidad, diseño, User Experience, User Interface 0 Comments

Cuando me plantean un proyecto de diseño web y/o app, enseguida pienso en preguntar al cliente sobre el público objetivo al que va dirigida la web, si poseen una imagen de marca para tenerla en cuenta a la hora de diseñar la guía de estilo, el contenido del site completo, en definitiva, las características fundamentales a tener en cuenta para comenzar el proyecto con una buena base informativa.

Pero hasta hace unos meses, había estado obviando algo que realmente me avergüenza reconocer, no he pensado en la accesibilidad.

Diseñar es solucionar problemas y lograr objetivos. Y sin embargo, la accesibilidad parece que sigue quedando en un segundo plano.

Cuando pensamos en diseñar sites en base a la accesibilidad, pensamos básicamente en aquellas personas que poseen una discapacidad crónica física, visual, auditiva y cognitiva. Y desde luego que estos son los principales grupos de personas que deberíamos tener muy presentes en nuestra cabeza, pero pocas veces pensamos en las discapacidades transitorias, en ese brazo roto que no te permite manejar un ratón, en una operación que te obliga a permanecer tumbado, en un problema puntual de visión… etc. Pero no menos importante es el contexto donde usemos la web o app, ya que una luminosidad escasa o excesiva, el movimiento o el ruido ambiente, pueden convertir las condiciones de cualquier persona en las menos adecuadas para leer y ver la web adecuadamente.

Accesibilidad web, es tener en cuenta el contexto y formas de uso poniéndote en el lugar de otros. Sin empatía no puede haber accesibilidad

Desde luego, para muchos, no estoy contando nada nuevo. Escribo esto como una reflexión personal, sin ánimo de aleccionar a nadie y con la firme intención de mejorar mis servicios teniendo en cuenta todo esto que os cuento.

Lo primero que me he visto obligada a hacer es a cambiar ciertas cosas de mi web ya que no creo que haya mejor manera de dar ejemplo que practicando con una misma.

Estos son los 3 principales cambios que he realizado en mi web:

Mejora de los textos de links para que sean claros y funcionen por si solos sin necesidad de contexto.

botones-textos-home

Anteriormente tenía 3 botones en la home cuyos textos eran: ¡Vamos!, ¡Vale!, ¡Te escucho!

Ahora, quedan así: Ver mis diseños, Contacta conmigo, Ver mis servicios.

De esta forma, aunque no se leyera el texto superior o no se comprendiera la imagen que los acompaña, los textos de los botones son lo suficientemente claros e independientes para indicar a dónde os llevará si pulsáis sobre ellos.

He cambiado la tipografía del texto general de book a regular. Es decir, las letras no son tan finas como antes que, aunque quedaba muy moderno y bonito, no presentaba el suficiente contraste y legibilidad fondo-texto.

En la página de contacto, he añadido más texto de carácter explicativo para los datos de email, teléfono, Twitter… etc. En lugar de poner únicamente el icono y el link.

textos-links-contacto

He tratado de mejorar la visualización de los botones dándoles un fondo amarillo con texto negro, de forma que queda más claro qué es un botón y por supuesto el contraste texto-color ayuda a la lectura.


La implementación de estos pequeños cambios no transforman mi web en 100% accesible, pero al menos se acerca un poco más a lo que debería ser. Queda mucho por hacer, lo sé. Sigo en mi camino de saber cada día un poquito más sobre accesibilidad, no soy experta en el tema pero os puedo asegurar que poniéndole un poco de interés, puedes aprender mucho en relativamente poco tiempo.

Y tu, ¿Tienes en cuenta la accesibilidad web?, cuéntamelo, me interesa.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *