Perder el tiempo

izaskunsaez diseño, opinión 0 Comments

El tiempo, esa medida inventada por el ser humano a la que cada vez le damos más capacidad de decisión. Gracias a él medimos si estamos siendo o no eficientes y nos damos el lujo de poder disfrutar de lo que nos rodea. El tiempo es implacable dentro de un negocio, ya sea micro o mega, y en el mundo de las aplicaciones móviles es el dedo del César que decide en gran parte si una app funciona bien o mal.

A lo largo de mi experiencia como diseñadora gráfica, el tiempo, ha sido la constante incógnita en la ecuación de un proyecto y un motivo de discusión con compañeros de profesión y clientes. Estas, son algunas reflexiones.

Como diseñador.

No hay tiempo para nombrar correctamente las capas… pero no te importa perder tiempo tratando de saber qué contiene cada una si reabres el archivo un tiempo después.

No hay tiempo para organizar las carpetas de trabajo porque durante el proceso no estás a eso. Pero pierdes tiempo buscando los distintos elementos (tipografías, imágenes, archivos de textos…etc.) para poder seguir trabajando con ellos.

No hay tiempo de prototipar adecuadamente porque quieres que el cliente vea algo cuanto antes. Pero no piensas en el tiempo que perderás en rediseñar o redibujar gran parte de esos sketches para que la siguiente fase del proyecto funcione correctamente, porque básicamente, empezaste sin preguntar.

No dedicas tu tiempo a hablar con los desarrolladores pero no te importa perderlo rediseñando porque no tuviste en cuenta esa parte técnica que te dice si tu diseño es posible.

No inviertes tiempo (ni dinero) en formación y especialización porque prefieres iniciar tu carrera profesional cuanto antes… aunque sí pierdes el tiempo (y tu dinero) ofreciendo tu trabajo a un precio ridículo en una página de crowdsourcing… ya sabes, para “coger experiencia”.

No hay tiempo para preguntar al cliente, las veces que sean necesarias, sobre un paso o aspecto concreto del brief… pero pierdes tiempo en hacer 1000 pruebas hasta que das con lo que verdaderamente quería.

No inviertes tiempo en realizar copias de seguridad habitualmente… pero tranquilo, ya podrás quejarte cuando lo hayas perdido todo y no tengas tiempo de rehacer un trabajo completo.

Como cliente.

No tienes tiempo para pensar y redactar un brief básico de las necesidades y objetivos de tu site o app… pero te quejarás por tener que perder el tiempo en responder a las constantes preguntas que el diseñador te hará por no haber hecho ese esfuerzo inicial.

No tienes tiempo para invertir en un test de usabilidad o UX para tu site… pero sí perderás tiempo diciendo que los usuarios no entienden tu página web que está  “perfectamente” diseñada bajo tus criterios.

No inviertes ni tiempo ni dinero en la comunicación de tu empresa… parece que has olvidado que es tu carta de presentación y la difrenciación frente a tu competencia.

No tienes tiempo para analizar el portfolio de trabajos de un diseñador… total, todos hacen lo mismo, no existen las especializaciones.

No tienes tiempo de buscar un diseñador competente… pero sí de hacer 20 pruebas con plataformas de crowdsourcing. Y encima no entiendes cómo no te dan la misma calidad por 5€. Increíble.

Y tú, ¿en qué pierdes en tiempo?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *