Siempre en Beta

izaskunsaez Consejo, opinión, reflexiones, software 4 Comments

A todos nos ha pasado.

Mucha de la gente con la que hablo y yo misma, desarrollamos nuestro trabajo con la sensación de vivir en una eterna Beta, sintiéndonos impostores en nuestro propio terreno y sin derecho a dar lecciones de nada a nadie. Hacemos de menos nuestro trabajo, casi dando a entender que esto lo puede hacer cualquiera y no, debemos saber en qué posición estamos y aprender a valorarnos adecuadamente.

La semana pasada impartí un curso sobre el programa de diseño Sketch App. No es la primera vez que doy clases en streaming, ya había impartido cursos sobre Usabilidad web/app y Photoshop, pero reconozco que en esta ocasión me estaba costando más enfrentarme a ello precisamente porque me hallaba en un momento donde tenía bastante acentuado este dichoso síndrome del impostor.

Ahora, me alegro muchísimo de haberme enfrentado a ello.

Qué he asumido

Que tengo una visión bien estructurada del desarrollo de un proyecto:  He profundizado en el conocimiento de mi rol, de metodologías, de casos de éxito y de fracaso, de todo lo que necesito para poder seguir creciendo.

Que tengo una amplísima experiencia gracias a los trabajos y proyectos que he desarrollado. He aprendido a quedarme con lo positivo de esas vivencias, a poder hablar de ellas sin un atisbo de tristeza o malestar. Veo todo lo que he aprendido a muchos niveles y, por eso, solo puedo agradecerlo.

Que no a todo el mundo le puedo gustar: siempre recibiremos críticas sobre lo que hacemos, más aún si te expones en las redes. No pasa nada, a filtrar se ha dicho. Ya no me dejo hundir por los comentarios que son únicamente dañinos.

 

Qué he mejorado

He mejorado a la hora de expresarme verbalmente: Soy una persona nerviosa por naturaleza y eso me ha hecho hablar deprisa habitualmente. Me había percatado de esto por lo que ya tenía decidido que si daba este curso tendría que poner especial atención a la hora de hablar. Mi tono en esta ocasión ha sido más pausado y claro, resultado de una actitud mucho más tranquila hacia ello.

He mejorado mi propio conocimiento de Sketch App: Aunque ya es mi herramienta habitual para el diseño UI/UX, el hecho de tener que estructurar una serie de contenidos y de tener que resolver las dudas de mis alumnos, me ha llevado bucear a través del programa. En definitiva, he mejorado mi rendimiento con Sketch y mejorado la forma en la que lo aplico a mi workflow real.

He mejorado mi modo de expresarme, he afianzado mi conocimiento en Sketh App y aumentado mi capacidad de improvisación. Impartir este curso ha sido un auténtico “win-win”: ganan los alumnos y gano yo.

He aumentado mi flexibilidad mental: Este es un aspecto que estoy trabajando desde hace tiempo, ya que siempre me ha costado mucho ser flexible conmigo misma, asumir que la perfección no existe y que “bien” es BIEN. No es que sea una conformista, pero hay que saber limitar las responsabilidades y tiempos.

La capacidad de improvisación: Mi tranquilidad se ha basado habitualmente en tener todo bajo control y súper organizado, pero en esta ocasión, la improvisación ha sido parte activa y lógica de un curso tan práctico. Gracias a la flexibilidad mental y a una mayor confianza en mi misma, he dado respuesta en riguroso directo, a las preguntas planteadas por los alumnos. En otra ocasión, os aseguro que me habrían temblado hasta las pestañas.

La confianza en mí misma: Obviamente, esto es una consecuencia de todo lo anterior.

Qué quiero mejorar

La confianza en mí misma (sí, otra vez): Aunque con esta experiencia he ganado mucha, sigo teniendo momentos de inseguridad, de temblor y sudor de manos. No pasa nada. Es normal hasta cierto punto y hay que aceptarlos, siempre y cuando no te bloquee. Yo ya pasé por esa etapa y la quiero dejar lo más atrás posible.

Todos los puntos anteriores: Siempre podemos expresarnos mejor, mejorar las respuestas y ejemplos… etc. Pero para hacerlo, no hay que rozar la excelencia y perfección, hay que hacerlo bien.

Mi moraleja: Hay que mancharse las manos. Hacer cosas reales, que nos asusten y nos reten.
Debemos asumir, que la Beta, es nuestro estado natural. Si no, ¿cómo podríamos mejorar?.

Gracias a Escuela IT por confiar de nuevo en mí para ofrecer otro curso de diseño. Con cada ocasión crezco tanto a nivel personal como profesional.

¡Seguimos!

Comments 4

    1. Post
      Author

      ¡Hola David! somos muchos en esta situación, te lo puedo asegurar. Desde hace tiempo es un tema que trato con gente cercana a mi y con colegas de profesión y, por lo que veo, muchos sufrimos de los mismos miedos e inseguridades. A mi también me ayuda muchísimo hablar con gente que esté pasando (o haya pasado) por lo mismo. Y es que ya sabes… mal de muchos… 😛

      ¡Un abrazo!

  1. Izaskun dicen que la mejor forma de aprender es enseñando 🙂

    Ya veo que este curso te ha traído mucho más aprendizaje que el manejo de herramientas de UX, me alegro!

    1. Post
      Author

      Pues si, Jorge; yo he aprendido y ganado mucho en esta ocasión.
      Ya había impartido cursos antes, pero en esta ocasión, por circunstancias personales, ha sido todo un reto personal.
      ¡A seguir!

      ¡Un abrazo!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *