UX: conceptualización

izaskunsaez diseño, User Experience, Workflow 0 Comments

Como diseñadora UX/UI una de las tareas que debo realizar es la conceptualización de las soluciones digitales que sean óptimas dentro de la estrategia de producto o servicio de un cliente.

Hasta hace poco, esto lo realizaba a pequeña escala como freelance. Analizaba y definía de forma acotada las necesidades y objetivos de un proyecto y ofrecía una solución, pero esta solución no se movía del planteamiento inicial del brief recibido, esto es, no proponía algo fuera de lo que el cliente me había pedido. Si lo demandado era una web pensaba en términos web, y si era una app pensaba en términos mobile.

Esto ha cambiado totalmente desde que trabajo en empresa. De hecho, es uno de los aspectos a nivel de aprendizaje profesional que más interesante me está pareciendo.

Los que me conozcáis un poco, sabéis que tiendo mucho al autoanálisis ya que eso me ayuda mucho a saber por qué y cómo he hecho las cosas hasta ahora y por qué y cómo trataré de hacerlas a partir de ahora. Para mi esto es vital, ya que sé fehacientemente que esta metodología de autoanálisis es la que me ayuda a crecer y aprender progresivamente.

Por eso, hoy me apetece escribir brevemente sobre los 3 aspectos principales a tener en cuenta cuando te vas a enfrentar a una conceptualización desde el rol de UX designer.

Allá vamos.

post-conceptualizacion-knowaudience

 

Know your audience

Básico, si no conoces el target principal al que te diriges, ¿qué decisiones vas a tomar?.

Conocer el usuario final y el objetivo a cumplir es el primer paso en la toma de decisiones iniciales.
Preguntarte cómo es el usuario a todos los niveles y conocer el espacio de uso en el que se va a producir la interacción es vital para poder ofrecer la mejor respuesta.

Para esto es primordial tener la capacidad de ponerse en el lugar del usuario, es decir, ser empático y analizar correctamente la situación.

La empatía nos permitirá, como diseñadores UX, entender los sentimientos, expectativas, motivaciones, frustraciones..etc. de un usuario. La empatía te ayudará conectar como diseñador con la persona que hará uso de tu solución, y esto es lo que verdaderamente marcará el éxito o fracaso de una buena conceptualización.

 

post-conceptualizacion-thinkbig

Think Big

Este es uno de los primeros aspectos que más me ha costando implementar. Supongo que haber trabajado en un entorno “small size” como es ser freelance te ayuda en algunas cosas pero te coarta en otras. Y esta es una de ellas.

Simplemente se trata de expandir el pensamiento mucho más allá de lo que te demandan, llevar de la mano a tu potencial cliente hacia un mundo de soluciones que él ni siquiera se había planteado o que no había sido capaz de verbalizar.

Comienza pensando en grande para poder ir aterrizando hacia una solución tangible y coherente, pero mejorada gracias a no haberte puesto trabas iniciales.

 

post-conceptualizacion-wireframe

Las cosas sobre el papel

Una vez que ya has realizado el viaje con el usuario y has puesto en relieve las verdaderas necesidades del proyecto, toca definir de forma específica la parte más funcional de la aplicación.

En esta fase se deberán plasmar las acciones e interacciones necesarias para que el usuario consiga su objetivo, así como comenzar a detallar la arquitectura de la información para ayudar a entender a todo el equipo la magnitud del proyecto.

El arma que nos ayudará a visualizar y a mostrar a todo el equipo y por supuesto al cliente, son los wireframes. Gracias a ellos podemos explorar y evaluar posibilidades de diseño de interfaz, plantear interacciones, concretar ideas abstractas… en definitiva, poner sobre el papel un primer planteamiento de solución para el problema planteado.


Pensar en el usuario, en las posibles soluciones y plasmarlas. Como ves, conceptualizar es un tema complejo que da para mucho, pero apasionante desde el punto de vista de un diseñador UX. Y tú, ¿Cuál es tu experiencia conceptualizando? ¿Con qué problemas te encuentras habitualmente? Te escucho 🙂

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *